Células Procariotas - Cilios y Flagelos

Publicado en por Denis Eduardo Tuctuc Solis

Células Procariotas - Cilios y Flagelos

Los flagelos y cilios son estructuras microtubulares, que se extienden hacia afuera en algunas células y funcionan para darles movimiento. Los flagelos son más largos que los cilios. Cuando una célula tiene cilios, su número es muy grande, mientras que una célula tiene pocos o un solo flagelo. Muchos protozoarios tienen cilios y la esperma de muchas plantas y animales tienen flagelos. Los flagelos y cilios están hechos de subunidades de túbulos, organizadas en forma circular por nueve pares de microtúbulos pegados a un par central, como rayos de rueda de bicicleta. Los flagelos y cilios se flexionan para causar movimiento a la célula o a los alrededores. El movimiento usa energía derivada de la hidrólisis del ATP

Muchas células son impulsadas por cilios y flagelos. Estos se componen de una estructura llamada axonema con una distribución 9+2 de microtúbulos y unos brazos de dineína axonemal, todo ello, recubierto de una prolongación de la membrana plasmática y conectado por un “cuerpo basal” de anclaje al interior de la célula (axonema). La flexión de cilios y flagelos se consigue mediante el deslizamiento de los microtúbulos, uno sobre otro, en un movimiento “telescópico”.

EXTRUCTURA

Son estructuras finas de gran longitud que se encuentran en la superficie llibre de las celulas de los distintos tipos de células. Sun funcion principal es la de proporcionar movimiento a la cálula. En principio la función de ambos es la misma y de estructura similar.
Morfologicamente pueden establecerse diferencias: los cilios son más cortos que los flagelos, los cilios tienen menor diametro y longitud, los cilios son más numerosos.
Tanto cilios como flagelos se encuentran ampliamente distribuidos en el reino animal y en las algas. En los metazoos a parte de la función de movilidad celular, tienen función digestiva, excrección y respiración.

Los microtúbulos están formados por subunidades de una proteína llamada tubulina y a menudo son utilizados por la célula para mantener su forma, son también el mayor componente de cilias y flagelos.Los microfilamentos están formados por subunidades de la proteína actina. Tienen aproximadamente un tercio del diámetro del microtúbulo y, a menudo, son usados por la célula tanto para cambiar su estructura como para mantenerla.Existe un gran número de proteínas asociadas con el citoesqueleto que controlan su estructura tanto por medio de la orientación y direccionamiento de los grupos de filamentos como del movimiento de los mismos. Un grupo particularmente interesante de las proteínas asociadas al citoesqueleto son "motores" celulares, como la miosina (un "motor" que mueve filamentos de actina) y la kinesina (un "motor" de microtubulo).

Los tres componentes del citoesqueleto están interconectados y forman un reticulado, que se extiende desde la superficie celular hasta el núcleo. Este sistema está construido sobre la base de un modelo arquitectónico común que se encuentra en una sorprendente variedad de sistemas naturales y se conoce como de integridad tensional ("tensegrity").
Con esta expresión se indica que el sistema se estabiliza mecánicamente a si mismo, en razón del modo en que las fuerzas de compresión y tensión se distribuyen y equilibran dentro de la estructura.Las estructuras que responden a este modelo de integridad tensional no alcanzan la estabilidad mecánica por la resistencia de los miembros individuales sino por la manera en que la estructura en su conjunto distribuye y equilibra las tensiones mecánicas. En estas estructuras la tensión se transmite sin solución de continuidad a través de todos los elementos estructurales.En otras palabras, un incremento de tensión en un elemento cualquiera de la estructura se hace sentir en todos los demás. Este aumento global de presión se equilibra por un aumento de la compresión de determinados elementos distribuidos por la estructura. Un ejemplo arquetípico de estas estructuras son las cúpulas geodésicas de Buckminster Fuller.Debe hacerse notar que las reglas universales que rigen en la construcción se aplica a la formación de estructuras orgánicas, desde moléculas hasta tejidos.

MOVIMIENTO

Muchos procariotas son móviles. Esta capacidad para moverse independientemente se debe con frecuencia a una estructura especial, el flagelo y cilios. Algunas bacterias pueden trasladarse a lo largo de superficies sólidas por deslizamiento, y algunos microorganismos acuáticos son capaces de controlar su posición en un medio acuático, mediante unas estructuras rellenas de gas denominadas vesículas de gas. Sin embargo, la mayor parte de los procariotas móviles utilizan flagelos para moverse. La movilidad permite a la célula alcanzar distintas zonas de su microentorno. Desde el punto de vista de la luch a por la supervivencia, la capacidad para moverse puede significar la diferencia entre la vida o la muerte de la célula. Como ocurre en cualquier proceso físico, el movimiento celular implica gasto de energía. Vamos a realizar un análisis pormenorizado de la movilidad flagelar en procariotas.

La disposición de los flagelos varía según las bacterias. En la distribución polar, los flagelos se localizan en uno o ambos extremos de la célula. En ocasiones de un extremo de la célula puede surgir un penacho de flagelos, una disposición que se conoce como lofotrica (lofosignifica "penacho"; tricos significa "pelo"). En la distribución peritrica, los flagelos se insertan en varios lugares alrededor de la superficie celular (peri significa "alrededor"). El tipo de disposición flagelar, polar o peritrica, se utiliza a menudo como un criterio de clasificación de las bacterias.

Células Procariotas - Cilios y Flagelos
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

cj 03/24/2020 17:39

nose